5 HÁBITOS PARA UNA VIDA SALUDABLE

Es un total mito lo que dicen en las calles que para tener una vida saludable debemos estar sometidos a estrictas dietas y sacrificios exagerados. Podemos adoptar una rutina beneficiosa para nuestro cuerpo y mente sin necesidad de hacernos esclavos de planes nutricionales asfixiantes o sobrecargas de ejercicio físico.

En Fundación SERSOCIAL estamos comprometidos con mejorar nuestros estilos de vida, creemos que cuidando de cada uno de nuestros colaboradores también cuidamos de sus familias y de la comunidad a la que intervenimos con nuestros proyectos y programas. Hemos implementado a partir de este año 2018 un nuevo programa que nos motiva a mejorar nuestros hábitos alimenticios y a realizar actividad física al menos dos veces por semana en compañía de todos nuestros compañeros de trabajo. Social Fitness ha llegado a Fundación SERSOCIAL para quedarse y crear conciencia real de los daños que acarrea una mala nutrición o el sedentarismo.

Ten en cuenta estos 5 sencillos pasos para darle un vuelvo a tu actual estilo de vida sedentario y poco nutritivo (en caso de que así sea), y si eres uno de los que ya los practica te invitamos a que persistas y contagies a los que te rodean con tus tips de vida saludables.

  1. COME SANO: Come todos los días porciones de frutas, verduras y granos integrales variados. Limita el consumo de bebidas con muchas calorías, sal, azúcar, alcohol o grasa. Es importante disminuir las cantidades de carbohidratos que consumes diariamente, esto evita la acumulación de grasa en el abdomen. El secreto está en comer de todo, pero en cantidades responsables para tu salud.
  2. ACTIVATE: Realizar ejercicio o actividad física al menos durante 2 Horas y media a la semana fortalecerá tus músculos, huesos y mejorará tu actividad cardiaca y respiratoria. Los niños y adolescentes deben hacer actividades físicas al menos una hora diaria para motivar a su crecimiento sano.
  3. PROTÉGETE: De acuerdo a tu oficio, no olvides utilizar cascos de seguridad, cinturones en el vehículo en el que te transportas y aplícate diariamente protector solar. Evita la propagación de virus y gérmenes manteniendo tus manos limpias.
  4. RELÁJATE: Mantén buenas relaciones con tus vecinos, familiares y amigos. Todo merece de un equilibrio, por lo tanto, mantén alineados tu trabajo, el hogar y tus actividades de esparcimiento o recreación. Tómate diariamente un tiempo para relajarte, duerme bien de 7 a 9 horas en la noche. No es de locos visitar al psicólogo de vez en cuando, una salud mental es igual de importante que la física.
  5. PREVENIR: Dicen que es mejor prevenir que lamentar, visita a tu especialista para reducir el riesgo de problemas de salud teniendo en cuenta tu estilo de vida y antecedentes personales y familiares. Realízate exámenes periódicos y actualiza las vacunas necesarias. No te auto mediques, visita un médico cuando te sientas enfermo o con dolor.

Sin dietas y adquiriendo compromisos contigo mismo, lograrás tener una vida saludable. Evitarás el sobrepeso y mantendrás lleno de energía para seguir dando lo mejor de ti al mundo entero.