FELICIDAD Y VIDA SALUDABLE

Por: Estefany Rocío Serrano

Las condiciones que representan la felicidad están ligadas a las necesidades cumplidas que nuestra mente construye, esto quiere decir que entre más sencillos, humildes y tranquilos somos más felices podemos llegar a ser. Sin embargo este tipo de premisas cimentaron épocas pasadas donde a través de convicciones religiosas los ricos convencían a los pobres de seguir siendo pobres ya que la eternidad y el amor de Dios están en esa promesa de vida humilde y sencilla, sin embargo esto generó miseria y conformismo, las personas despertaron y se levantaron para creer que todos podemos tener cosas, aspirar a mejor vida y seguir siendo humildes, pero no hubo fin, siempre queremos un poco más y desde esa época hasta la fecha el hombre no ha parado de querer más, de aspirar, de tomar más en una carrera desenfrenada por poseer incluso lo que no necesita, un ejemplo perfecto de esto son los celulares, estos aparatos entraron a nuestras vidas desde hace menos de 20 años sin embargo cada día se consolida como un apéndice del cuerpo y cada vez que tenemos uno nuevo estamos esperando el nuevo modelo que lo va a reemplazar, porque siempre habrá una cámara mejor, más memoria, una batería más eficiente o cualquier cosa nueva que represente que es mejor que el anterior y nuestra hambre de poder no nos deja ver que es realmente un consumismo imparable lo que nos lleva a “necesitar” ese nuevo modelo a tal punto que nos genera frustración no poder tenerlo y a largo plazo tristeza.

Este afán de consumir más cosas cada día, desborda la capacidad del planeta por proveer recursos, las sociedades quieren más agua, más carne, más comida, más carros, más aviones y sin importar que ya tengas parte de eso, siempre puedes tener un poco más y es ese deseo, lo que genera a largo y mediana plazo, desazón, insatisfacción lo que finalmente termina por convertirse en tristeza y depresión. Según la OMS la depresión se estará convirtiendo en una pandemia, para el año 2025 será la primer padecimiento que generará deserción laboral y educativa además se derivan en padecimientos más delicados como hipertensión y enfermedades cardiovasculares. Este panorama obliga a reaccionar  y muestra la necesidad de establecer patrones de conducta que se conviertan en costumbres a largo plazo y que construyan una vida saludable.

Pero ¿qué es una vida saludable?, a continuación transcribo un extracto de las recomendaciones que expertos en la materia referencian para indicar modelos de vida saludable y en medio de esta lista examinaremos las ideas socio-culturales frente a la idea de cómo esta vida saludable ayuda a la construcción de la felicidad.

 

  • Alimentarse bien.
  • Hacer ejercicios
  • Poseer solo lo necesario
  • Tener pasatiempos
  • Tener momentos de ocio
  • Chequeos médicos
  • Estabilidad emocional
  • Alimentar el espíritu

 

En términos generales todos estos autores, desde diferentes aristas y formas, exponen este grupo de sugerencias y en los próximos artículos desarrollaremos cada uno de estos de manera que podamos analizar y comprender cómo configurar una vida saludable que en términos muy generales tienen que ver con el balance de las cosas, esto quiere decir que ser feliz es ser capaz de equilibrar nuestros deseos con nuestras realidades de manera que logremos desear cosos alcanzables y disfrutar de la sencillez de lo que tenemos atesorando los detalles de las cosas simples, el abrazo de mamá, el beso del ser amado, un “Buenos Días” sincero, son este tipo de detalles lo que nos genera pequeños brillos de felicidad, ya que no es la meta lo que nos representa, sino el camino que para alcanzarla.